Toxina Botulínica.

Popularmente conocido como “Botox”, esta toxina es tan características porque actúa sobre los músculos relajándolos, lo que permite mantener una expresión natural. La dosis de la toxina que se administra es muy baja y no se acumula con los años, nuestro organismo la reabsorbe y elimina por vía renal. Notaremos un rejuvenecimiento evidente y la expresión facial mucho más relajada, tratamiento perfecto para recuperar las líneas de expresión del rostro.

 

La toxina botulínica se inyecta en los músculos del rostro a través de inyecciones intramusculares que provocan la relajación temporal del músculo. De esta manera, la toxina hace que desaparezcan las líneas de expresión de nuestra frente, cejas o en los laterales de los ojos ofreciendo una piel tensa y sin arrugas.

El efecto de este tratamiento suele durar aproximadamente unos 6 meses, transcurrido este periodo podremos volver a realizar una nueva sesión para evitar que desaparezca de forma completa el efecto. Los resultados del tratamiento se comienzan a ver entre el tercer y quinto día desde que se realizó el tratamiento y pasados dos semanas desde la intervención, se puede observar de manera evidente el rejuvenecimiento de la piel y de la expresión facial mucho más relajada en la persona tratada.


Puede aplicarse en el cuello y escote.
Hace desaparecer las arrugas de expresión.
Rejuvenecimiento evidente y expresión facial más relajada.
Puede aplicarse durante cualquier periodo del año y no requiere anestesia.


    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la llave.

    Regístrate para recibir las últimas noticias, consejos e inspiración para cuidar tu piel.

    Este mes recibe nuestra guía para mantener una piel bonita y cuidada en verano.